Blogia
Mi cordón sanitario

Matar a un adolescente

Matar a un adolescente

Matar a un hombre no es defender una doctrina, sino matar a un hombre, según sentencian las inmortales palabras de Sebastián Castellio en su protesta ante los teólogos calvinistas por el asesinato de Miguel Servet.

 

Y es que desde aquel ya lejano año 1551 es sabido que matar a un adolescente de una puñalada en el corazón con un cuchillo de caza de 25 centímetros de hoja no supone defender doctrina alguna, sino matar a un muchacho y arruinar la vida de su familia.

 

Ojalá todo el peso de la Ley caiga sobre esa escoria de sujeto, al parecer soldado profesional, que ha acabado con la vida de Carlos Javier Palomino, que así se llamaba el fallecido.

  
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Antifascista -

Matar es matar; matar a un joven, además, supone matar el futuro. Nadie sabe si ese chico podría algún día haber sido el cirujano que debía operar a quien resultó ser su asesino...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres